Archivo de la etiqueta: Paul Auster

Trilogía de Nueva York, de Paul Auster

la-trilogia-de-nueva-york-paul-auster-1Una llamada telefónica equivocada introduce a un escritor de novelas policiacas en una extraña historia de complejas relaciones paternofiliales y locura; un detective sigue a un hombre por un claustrofóbico universo urbano; la misteriosa desaparición de un amigo de la infancia confronta a un hombre con sus recuerdos. Tres novelas que proponen una relectura posmoderna del género policiaco y que supusieron la revelación de uno de los más interesantes novelistas de nuestro tiempo.

Paul Auster me encanta, no hace falta que os lo diga, y con esta novela, o tres novelas mejor dicho, me ha reafirmado lo que yo pensaba de él, que es sin duda de los mejores escritores contemporáneos.

La primera novela, Ciudad de cristal, es un homenaje al Quijote de Cervantes, uno de los libros favoritos de Auster. Una historia que parte de una anécdota real, que deslumba con juegos de identidades y que nos lleva a las cuestiones típicas del postmodernismo.

La segunda y más breve, Fantasmas, es sin duda la que más marcada tiene la influencia kafkiana. Lleno de momentos surrealistas, esta novela está basada sobre un laberinto de vigilancias, espionaje y una reflexión sobre la literatura y la influencia que ejerce sobre cada uno de nosotros.

Y por último está La habitación cerrada, que no sé si es porque es la última, pero es mi favorita. La más cercana a muchas de sus otras novelas, nos presenta, básicamente una historia de amor muy austeriana, marcada por la ausencia, los remordimientos y personajes femeninos carismáticos. Pero no sólo es éso, también tenemos, una historia de búsqueda de un desaparecido con las características más clásicas de la novela policíaca, con la correspondiente investigación, los interrogatorios y una resolución del caso enigmática y confusa.

En definitiva, uno de los libros más personales de Auster, cargado de guiños al género policíaco pero sin dejar de lado lo que es característico de él: coincidencias, azar, soledad, el oficio de escribir y la ciudad de Nueva York (si hay hombre enamorado de NY ése es Paul Auster). Éso sí, no es una lectura tan fácil (por momentos es muy enrevesada) como por ejemplo El Palacio de la Luna, que es sin duda alguna y desde mi punto de vista su mejor libro.

Nota: 9/10

Hermes Argifonte

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Literatura

Auster, Murakami y Nothomb: ¿qué tienen de especial?

El mundo de la literatura está en constante movimiento, con nuevos autores que destacan cada año, los típicos best-sellers, alguna que otra novela de alguna vieja gloria y algún que otro libro que se hace famoso por el boca a boca.

Pero hay tres escritores que no son ni viejas glorias, ni escriben de los típicos best-sellers, llevan años asentados en la industria literaria y no necesitan del boca a boca para vender miles de ejemplares de sus obras. Se han convertido en escritores de culto y sus obras se esperan con impaciencia por todo el mundo. Pero exactamente, ¿qué tienen de especial?

paul-and-umbrella-21. Paul Auster: Este estadounidense de New Jersey empezó su carrera como traductor de francés y escribiendo guiones de películas mudas que nunca verían la luz (curiosamente, esta situación se repite en su obra El libro de las ilusiones, donde vemos a un traductor de francés que se interesa repentinamente por el cine mudo de un actor casi desconocido y misteriosamente desaparecido). En sus primeros años también llega a trabajar en un petrolero y escribir poesía y obras de teatro. Pero sería en 1976 que con el pseudónimo de Paul Benjamin publica Squeeze Play (en España conocida como Jugada de presión) una novela negra de escaso éxito, y tendría que esperar hasta la década de los 80 cuando salta a la fama con novelas como la Trilogía de Nueva York o mi preferida de este autor, El Palacio de la Luna. Y así ha ido publicando obras entre las que destacan Tombuctú (una bella historia de lealtad y muerte contada a través de un perro), La noche del oráculo (una historia sobre un escritor al que sus propios personajes lo arrastran como si fueran reales) o Brooklyn Follies (sobre un hombre abandonado por su mujer que con su sobrino, un titulado universitario convertido en taxista, que se encuentra con una misteriosa niña). En este año se ha publicado en España su última novela, Un hombre en la oscuridad, una novela distópica sobre una ficticia guerra civil en los Estados Unidos.

Constantemente, Paul Auster ha sido considerado el escritor del aza y las concidencias, ya que la mayor parte de sus novelas se articulan en torno a éso, coincidencias y casualidades que golpean a los protagonistas y cambian sus vidas a veces de manera drástica. Aunque su escritura parece sencilla, dentro de ella se esconde una compleja arquitectura narrativa, llena de historias dentro de historias, metaliteratura y espejismos. Además también se nota cierta obsesión con la pérdida, la muerte, el vagabundeo y la identidad.

haruki_murakami2. Haruki Murakami: quizá el escritor japonés más conocido internacionalmente del momento, Haruki Murakami ha sido descrito en infinidad de ocasiones como el escritor pop por excelencia. Amante de la música (trabajó de gerente de un bar de jazz), ésta siempre tiene un papel primordial en sus novelas. Por poner un ejemplo, en Tokio Blues una canción de los Beatles actúa como detonante de los recuerdos del protagonista. Una literatura llena de situaciones oníricas, critica continuamente el vacío espiritual de su generación y la obsesión por el trabajo de su país natal. En sus novelas se tratan con especial preponderancia la soledad, la locura, el amor y la muerte. También es destacable el especial trato que le da al sexo y las relaciones sentimentales.

Seguramente su novela más lograda y más accesible sea la ya nombrada Tokio Blues (Norwegian wood), una novela sobre la adolescencia, el amor, la muerte y la lucha del protagonista por encontrar la felicidad mientras muchos personajes a su alrededor no la consiguen encontrar. Es una novela realmente preciosa, que comparte ciertos matices con El Palacio de la Luna de Paul Auster.

Otras novelas suyas destacables son Kafka en la orilla (aunque pierde cierto fuelle en las últimas páginas), Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, la colección de relatos Sauce ciego, mujer dormida o su última novela, After Dark, en la que se narra lo que le sucede a un grupo de personajes en una noche.

rouvre_amelienothomb3. Amélie Nothomb: seguramente la más excéntrica y peculiar de los tres, esta belga se ha hecho un lugar en la literatura internacional desde prácticamente su primera novela. Criada entre una familia de diplomáticos asentados en China, Japón, Nueva York, Bangladesh, y Birmania, estudió en Bruselas y trabajó en Japón un tiempo, para luego volver a Bélgica.

Su primera novela, Higiene del asesino, fue escrita tras asistir a la muerte de su hermano a manos de un borracho. De estilo algo pedante pero cómico, sus novelas se suelen basar en el enfrentamiento entre dos personajes antagónicos, como es el caso de Ácido sulfúrico o Antichrista. Otras de sus novelas tienen un marcado carácter autobiográfico, como es el caso de Estupor y temblores (en la que narra su traumática experiencia laboral en el país del Sol Naciente) o Biografía del hambre (narra su infancia y adolescencia y sus problemas alimenticios). Su obsesión por el absurdo, la fealdad y la mosntruosidad la llevan a crear personajes de rasgos extremos como Prétextat Tach, uno de los protagonistas de Higiene del asesino, un ser monstruosamente gordo y asqueroso.

Y si no os parece lo suficientemente excéntrica, esta belga es popular por negarse a usar Internet, por su tan peculiar aspecto y por afirmaciones tan singulares como cuando llegó a decir que la guerra es un entretenimiento más del ser humano.

¿Y a vosotros qué opinión os merecen estos tres autores? ¿Creéis que nos hemmos dejado alguno por el camino?

3 comentarios

Archivado bajo Literatura