Archivo de la etiqueta: Alan Moore

David Lloyd en España: “How I Got Into This Crazy Business And Ended Up Bringing V For Vendetta Into The World”

v_for_vendetta_justice_large

Ayer tuve el placer y el privilegio de escuchar una conferencia de David Lloyd, al que muchos conocerán como el dibujante de V de Vendetta. No podía creerme que este hombre viniera a la Biblioteca Regional de Murcia -que es un sitio maravilloso, por cierto-, así que no criticaré, como tengo por costumbre, la ciudad en la que vivo. La conferencia duró más de lo previsto, y yo sólo me pude quedar dos horas, así que voy a informaros de lo que vi y escuché.

(Atención los que viváis en Castellón: repetirá la charla en el Castellon Comic Festival – Comics09 – at the Art School, on April 2nd at 6pm.)

Podéis escucharlo aquí: esta es una grabación de la misma conferencia, pero tomada un día distinto en el Harrod’s inglés, y la he encontrado por un blog. Supongo que no variará demasiado de lo que escuché ayer. Tomé citas textuales, pero si se ha perdido algo en la traducción, os pido disculpas.

Llegó muy sencillo con su camisa blanca, nos saludó con un simpático “¡Buenas tardes!” de guiri y se sentó. El organizador abrió una botella de Rioja para que nuestro invitado disfrutase de los placeres de nuestra tierra -cuando yo me fui, David iba por la tercera copa y estaba tan normal- y nos dio las gracias por estar allí.

Acompañando el curso de la charla, disfrutamos de diapositivas de powerpoint de fondo que no encuentro ni por Internet. Empezó hablando de sus influencias, de las historietas de periódicos que leía de niño antes de empezar a comprarse cómics, de los libros de ilustraciones que se dedicaba a copiar, de cómo un chaval del norte de Inglaterra no podía pagarse la escuela de Bellas Artes y se puso a trabajar y de su largo periplo hasta que consiguió vivir de lo que le gustaba: dibujar. También habló de los fanzines y de cómo sus contemporáneos (Dave Gibbons, Alan Moore y más nombres que no recuerdo) se conocieron porque empezaron en estas revistas. (Para saber más sobre su trayectoria, en este link).

Nos enseñó una diapositiva de su primer cómic, que lo hizo cuando era un crío, intentando adaptar “Security Check”, de Arthur C. Clarke. Fue impactante para mí ver que, a pesar de la calidad del dibujo, los márgenes de las viñetas estaban mal colocados, que se había pasado entintando, que los bocadillos estaban desproporcionados… vamos, que David Lloyd no siempre ha dibujado como David Lloyd -algo lógico que los fans muchas veces pasamos por alto: nadie nace enseñado. Algo muy curioso también fue ver los dibujos que hacía en un trabajo de publicidad que odiaba: dibujar objetos para guías de productos (un horno, un taladro eléctrico). Pero en retrospectiva, dijo, sabía que ese trabajo le había servido de mucho para su obra.

Cuando escuché el nombre de Alan Moore, estuve en el borde del asiento un buen rato. Contó que a él le sonaba el nombre de Alan y a Alan su nombre porque habían participado en el mismo fanzine, así que cuando se conocieron en realidad ya sabían el uno del otro. Trabajaron en una historieta del Dr. Who: Business As Usual. En esta época, Alan Moore ya tenía una heroína, Evelina Falconbridge (que luego será Evey Hammond), y a un terrorista loco, The Doll. La idea de V de Vendetta ya se estaba gestando.

Un chico que estaba en la sala preguntó por la fama que tiene Alan Moore y si era difícil trabajar con él, pregunta ante la cual David se rió bastante:

Soy yo el que está aquí, no Alan (risas). Es obvio para cualquier persona lo bueno que es el guión, así que no tengo nada que decir al respecto. Y la fama que tiene Alan de enfant tèrrible no se puede aplicar a mí, porque conmigo siempre ha sido como un gatito.

Otro fan también le preguntó por su trabajo con Grant Morrison, otro autor de cómic bastante excéntrico: Grant tiene una pose, pero es genial trabajar con él. Alguien con tanto talento no debería desperdiciarlo contando historias cotidianas con escenas cotidianas (refiriéndose al derroche de imaginación de los cómics de Morrison).

Teníamos el título, teníamos al revolucionario, teníamos al hombre y a la mujer, y no sabíamos muy bien cómo encajarlo todo. Me complace decir que la idea surgió de mí, aunque no fui nada original: yo soy inglés y conocía la historia de Guy Fawkes. (…) Era bueno para los que le querían y malo para los que le odiaban, un monstruo y un héroe.  El personaje estaba loco y pensamos que era una buena idea, y le hicimos completar su plan de volar el Parlamento. Alan hizo que todo esto fuera posible.

Su larga explicación del proceso creativo de V me dio qué pensar. Aunque no dibujo cómics, sé lo que cuesta pensar, organizar y escribir una historia. Sus ventajas: que no tenían fecha ni contrato.

Puso de ejemplo la escena de la escalera de caracol, en la cual Evey y V están conversando mientras bajan a la guarida de las sombras. Todo surgió porque Alan había escrito una conversación muy interesante entre los dos personajes y le pidió a su colega que le ayudase a encajarla en la historia, de modo que David buscó una escalera de caracol -sin ordenadores, sin photoshop, pero con mucha paciencia y tiempo- y la dibujó, y que fuera de caracol le sirvió para dividir las viñetas de forma original. Esta es la escalera en la que se fijó (al lado, vagones del metro que dibujaba, puesto que no tenían Internet y había que dibujarlo todo in situ):vspiral-stair-tube-site

Ir sin prisas, tener tiempo para pensar y decidir qué hacer es muy importante a la hora de crear. Por falta de tiempo muchos cómics no llegan a ser lo podrían ser.

Primeros bocetos de V

Primeros bocetos de V

Para diseñar a V, copió la vestimenta exacta del 1605. Preguntaron por la careta del cómic y las que utilizan los ingleses el 5 de noviembre:

No, no se parece a las caretas de Guy Fawkes. La dibujé en verano y no tenía ninguna a mano. Sólo recordaba que tenía una gran sonrisa, pero más tarde me di cuenta de que parecía que sonreían porque las caretas estaban hechas de papier maché y el bigote se ensanchaba. De modo que dibujé la careta de V basándome en un recuerdo erróneo. Vimos que la sonrisa funcionaba muy bien y la dejamos.

imagenes-v-vendetta_careta

Nos contó detalladamente cómo empezaron con una idea realista (un justiciero, una causa, etc) hasta hacer evolucionar el estilo hacia el excentricismo, y no ocultó las influencias de series como Los Vengadores, El Fugitivo y las películas de Vincent Price.

Ante la pregunta de si era cierto el rumo de que la portada del cómic…

v-de-vendetta-planeta-porta1

… había sido dibujada entre guionista y dibujante, David Lloyd respondió con un rotundo: BULLSHIT!.

Alan quería que V llevase pistola, pero a mí no me gustaba. La idea de un héroe que lucha con cuantos menos elementos posibles es más efectiva. En los cómics americanos es común que los héroes utilicen muchas armas y ésto sólo muestra lo débiles que serían sin ellas.

En definitiva, un lujazo, señores.

Le he pedido a un colega, Cepe, que sí se quedó hasta el final, que nos haga una visita y nos comente qué tal fue el final de la charla y qué opina David Lloyd de la adaptación cinematográfica de su cómic. =)

=)

=)

5 comentarios

Archivado bajo 1